Our Blog

Una encuesta llevada a cabo por el medio especializado Quartz reveló que 9 de cada 10 personas no está interesada en adquirir el nuevo iPhone si Apple no introduce cambios significativos en el diseño del dispositivo.

La encuesta llevada a cabo por EL TIEMPO arrojó un resultado similar: 81,9 por ciento de los usuarios no compraría el próximo iPhone si no presenta un rediseño y el 18,1 por ciento sí lo haría.

Se cree que el iPhone 7 (o iPhone 6SE como se ha venido rumorando en los últimos días) mantendrá una línea de características similares a las del modelo presente en el mercado, el iPhone 6S, tanto en el apartado de diseño como en sus componentes internos.

IMAGEN-16678205-1

Se ha filtrado información que habla de la posible eliminación del conector de 3,5 mm para audífonos, así como de mejoras en la cámara y en la capacidad de almacenamiento interno. Se especula con la introducción de tres modelos: el básico, el Plus y el Pro. Este último incluiría doble cámara en la parte trasera, a semejanza de lo visto en el Huawei P9.

Los rumores y los contenidos filtrados han golpeado la ilusión para quienes aguardaban un producto con marcadas innovaciones. Las expectativas son altas. Apple ha manejado un ciclo de actualización que contempla la introducción de un modelo con características de diseño únicas cada dos años. Al parecer, en 2016 se romperá con dicha tradición, inalterada desde 2007 hasta hoy.

La teoría que manejan es que Apple desea lanzar un producto de propiedades revolucionarias el próximo año, con motivo del décimo aniversario del lanzamiento del primero teléfono inteligente de la marca.

Sin embargo, Quartz cita otra teoría de la publicación asiática Nikkei, especializada en negocios, finanzas y economía: la falta de innovaciones significativas responde al poco margen de mejora existente en los dispositivos móviles. Apple habría decidido manejar un periodo de investigación y desarrollo más prolongado al de épocas previas.

Quartz llevó a cabo la encuesta entre 525 usuarios de iPhone en Estados Unidos. A la pregunta “¿Si el iPhone no es rediseñado en 2016, usted se actualizará este año?”, respondieron: extremadamente probable (4,2 por ciento), muy probable (5,1 por ciento), más o menos probable (11,4 por ciento), no es tan probable (33,3 por ciento) y no es probable (45,9 por ciento).

El 48,6 por ciento manifestó actualizar su iPhone cada dos años, en concordancia con el ciclo de mejoras manejado por Apple hasta ahora.

Si la compañía cambia su patrón de renovación a cada tres años, el 70 por ciento de los usuarios estaría dispuesto a cambiar su patrón de adquisiciones para ajustarse al cambio en el ciclo.

Tomado de eltiempo.com

Share This